LA MEMORIA COMO UNA SOMBRA: GÉNESIS Y PROCESO DE UNA VENGANZA, ANTONIO RAMÓN RAMÓN por Domingo Soto Fuentes

LA MEMORIA COMO UNA SOMBRA: GÉNESIS Y PROCESO DE UNA VENGANZA, ANTONIO RAMÓN RAMÓN por Domingo Soto Fuentes

Titulo del libro: LA MEMORIA COMO UNA SOMBRA: GÉNESIS Y PROCESO DE UNA VENGANZA, ANTONIO RAMÓN RAMÓN

Autor: Domingo Soto Fuentes

Fecha de lanzamiento: April 18, 2018

Editor: EXITBooks

Domingo Soto Fuentes con LA MEMORIA COMO UNA SOMBRA: GÉNESIS Y PROCESO DE UNA VENGANZA, ANTONIO RAMÓN RAMÓN

LA MEMORIA COMO UNA SOMBRA: GÉNESIS Y PROCESO DE UNA VENGANZA, ANTONIO RAMÓN RAMÓN por Domingo Soto Fuentes fue vendido por £8.65 cada copia. El libro publicado por EXITBooks.. Regístrese ahora para tener acceso a miles de libros disponibles para su descarga gratuita. El registro fue libre.

La historia de Antonio Ramón Ramón, desarrollada en esta novela, tiene por finalidad reflejar el desenvolvimiento de una sociedad, a partir de los eventos protagonizado por un individuo; sus orígenes, sufrimientos y la búsqueda incesante del responsable de la mayor matanza de los trabajadores que registra la historia, entregando claramente las motivaciones personales que tuvo el personaje para llevar a efecto la acción que motivó esta tragedia.

Mientras el pueblo desconoce en su mayoría la verdad de tan atroz matanza, la oligarquía y los títeres de ésta, encabezados por las fuerzas armadas, la democracia burguesa y el sistema judicial al servicio de la burguesía, honran la memoria de los criminales del pueblo con nombres de calles, plazas y regimientos, dedicándose a realizar actos conmemorativos en los que se hace ver a estos criminales como verdaderos héroes, lo que a la luz de los hechos resulta absurdo y hasta burlesco, tanto como si el pueblo alemán le pusiera a sus avenidas y plazas los nombres de Hitler, Goebbels o Himmler; o quizás el Vaticano nombrara a sus templos, conventos o monasterios como Satanás, Lucifer o Belcebú.

En la actualidad los trabajadores y el pueblo son permanentemente agredidos en su dignidad, cada vez que encontramos parques, avenidas y calles nombradas en honor a notorios criminales de la historia, tales como la avenida Pedro Montt, quien fue el presidente responsable de la matanza de la escuela Santa María; o calles y regimientos que llevan el nombre de uno de los criminales más grandes de la historia; el general Roberto Silva Renard y del militar que le acompañaba, el coronel Ledesma; o tal vez cuando transitamos por la rotonda Pérez Zujovic, nombre del responsable de la masacre registrada en Pampa Irigoin en Puerto Montt, de la cual se ha querido tender un manto de olvido, hasta el punto de censurar canciones del repertorio popular que hacen mención de ello.